Comprar un auto usado requiere considerar muchos aspectos: el estado de la carrocería, los años de uso, y el kilometraje acumulado que tiene. El kilometraje (junto con otros factores) es un indicador que te ayudará a conocer qué tipo de desgaste ha tenido y si la compra que estás por realizar es realmente conveniente para ti y para tu bolsillo.

Una regla bastante escuchada es que por cada año de vida del auto deberá tener entre 20 mil kilometros, esto suponiendo que su dueño anterior lo utilizo en la ciudad para traslados escuela-trabajo-casa, es decir, un uso básico. Así que si estás pensando comprar, por ejemplo, un auto con 5 años de antigüedad su kilometraje debería estar cercano de los 100 mil km.

¿Por qué fijarse en el kilometraje?

Aunque el kilometraje es un indicador importante que debes preguntar al momento de adquirir tu auto, también te ayudará a entender qué tipo de uso se le ha dado al vehículo y conocer más sobre el posible desgaste que tiene.

Si el auto tiene menos de 5 años y el kilometraje está muy arriba de los 100 mil, puede que el vehículo haya sido utilizado para aplicaciones de transporte particular o realizado viajes amplios viajes en carretera.  Siempre te convendrá preguntar al vendedor qué tipo de uso se le dio y considerar el desgaste que pudo haberse generado por él, pues por ejemplo el desgaste del vehículo es más intenso en la ciudad que en carretera por lo que el kilometraje no implicará el mismo desgaste en un vehículo usado en ciudad vs carretera.

Si el auto usado que quieres comprar tiene un kilometraje muy alto, pide las facturas y la información del mantenimiento que se le ha dado durante su vida útil, esto te ayudará a determinar que el auto está en buen estado pese a su alto kilometraje y podrás saber qué tipo de fallas a presentado los últimos años.

Cuando el vehículo tiene un kilometraje muy bajo para su antigüedad, considera que o estuvo mucho tiempo inactivo (lo cual puede generar problemas en el motor) o ha sido manipulado. En estos casos te conviene comparar el supuesto kilometraje con el desgaste de los interiores, si notas alguna discrepancia entre “su poco uso” y el estado físico considera tu compra.

¿Qué otros aspectos considerar al comprar un auto usado?

  • Verifica que todo el aspecto legal está en orden.  Revisa desde las facturas originales del primer dueño, la tarjeta de circulación, los estados de verificación y las multas pagadas; esto te dará la certeza de que tu vehículo tiene todo en orden y que no habrá alguna sorpresa desagradable después.

Quizá te interese leer: 6 papeles que debes verificar al comprar tu auto usado.

  • Pregunta por los servicios y mantenimiento que se le ha dado al auto.  Así podrás tener claro cuándo realizar los próximos mantenimientos, las fallas que ha tenido anteriormente y a lo que debes prestar atención cuando sea tuyo. También te ayudará a verificar que el dueño le ha dado un cuidado responsable.
  • Comprueba los exteriores e interiores del vehículo. Siempre realiza una inspección a detalle de los exteriores e interiores, comprueba que no hay defectos en el color de la carrocería (por posibles reparaciones) y de ser así pregunta por qué fue; de igual manera revisa el motor para verificar que todo esté en orden.
  • Haz prueba de manejo en la ciudad (y si se puede en la carretera). Muchos de los posibles problemas de un auto usado surgen mientras más lo manejas, así que pide al anterior dueño que te deje probarlo tanto en la ciudad como en la carretera para que puedas identificar cualquier posible falla con los cambios o el motor.

Lo mejor es que al comprar un auto usado cuentes con la ayuda de algún experto, que te permita verificar que todo está en orden y que la compra que estás por realizar no te causará problemas. Es una gran compra, por lo que entre más seguro estén estos aspectos mejor para ti. En Creditas además de ayudarte a financiar la compra de tu auto, ya sea en agencia, en lotes o con particulares, también pueden ayudarte a verificar que todo está en orden con tu vehículo y que no habrá problemas a futuro; checa las opciones de financiamiento que tienen para ti 😉

Artículos relacionados