La retención y atracción de talento son claves para la supervivencia de las empresas. Hoy en día, las empresas están sufriendo transformaciones constantes en temas de compensación y beneficios, en gran medida impulsadas por un mercado laboral cada vez más competitivo. ¿Cómo se está enfrentando tu empresa a esta situación?

Como parte de la Ley Federal de Trabajo en México, hay ciertas prestaciones obligatorias que tu empresa debe ofrecer pero puedes ir más allá y ofrecer prestaciones más innovadoras que te diferencien de tu competencia y te ayuden a construirte como una marca empleadora reconocida. 

¿Qué prestaciones son obligatorias?

Hagamos un repaso rápido de las prestaciones que como empresa estás obligado a darle a tus colaboradores y una idea de cómo puedes mejorar estas prestaciones.

  • Vacaciones pagadas.
  • Aguinaldo.
  • Prima vacacional, dominical y de antigüedad.
  • Permisos de maternidad, paternidad y adopción.

 ¿Has evaluado si tu empresa puede brindar más de lo obligatorio?  Ofrecer más vacaciones, por ejemplo puede beneficiar a la salud y bienestar de tus colaboradores, al ayudarlos a lidiar con el estrés, tener días para realizar sus actividades personales y lograr el equilibrio entre su vida laboral y personal. Según estudios de AON Consulting entre el 90-95% de las empresas que facturan más de 500 millones de pesos al año suelen ofrecer en promedio 30 días de aguinaldo a sus empleados. ¿Eres una de ellas?

Te compartimos algunas otras ideas de prestaciones que puedes brindarles a tus colaboradores que sin duda mejorarán su calidad de vida y tu marca empleadora. A fin de cuentas mientras más y mejores sean los beneficios que ofreces, más profesionales buscarán trabajar dentro de tu organización.

Más productividad: Prestaciones laborales más estratégicas

Entre los beneficios opcionales, algunos ya son más conocidos, como vales de despensa o restaurantes. Pero otros, adoptados por empresas con un perfil más innovador, son aún nuevos en el mercado. 

1. Vales de despensa

Un beneficio que le da la posibilidad a los colaboradores de comprar comidas o hacer sus compras de supermercado sin impactar su presupuesto mensual, pues supone una fuente de ingresos adicional al sueldo que obtiene de la empresa. De manera general, puede generar ahorros y mayor practicidad en la rutina del empleado.

2. Ayuda de transporte

Consiste en ayudar a tus empleados a cubrir el costo de desplazarse, sea en transporte público o en coche propio, desde su domicilio hasta la oficina y viceversa. Para muchos empleados, trasladarse para trabajar puede costarles una fortuna a fin de mes, en ese caso, contar con ayuda de transporte les permite utilizar ese dinero para cubrir otros gastos personales.

Este tipo de beneficio se puede otorgar en efectivo, como una cuota diaria o como gratificación junto al salario mensual o quincenal. También es común para algunas empresas ofrecer vales de gasolina o tarjetas de transporte público.

3. Fondo de ahorro

Se trata de una prestación que fomenta el bienestar económico, puesto que permite al trabajador apartar una parte de su salario para ir acumulando ahorros, mejorando así su calidad de vida y la de sus familiares. Para el fondo de ahorro, tanto la empresa como los trabajadores realizan aportaciones económicas por el mismo monto. Vale la pena mencionar que este beneficio se deduce del salario, sea un porcentaje o monto fijo, por lo que los trabajadores deben estar de acuerdo con dichas deducciones.

4. Seguro de vida

Los seguros de vida le dan certeza a los trabajadores de que su familia quedará protegida con una suma de dinero, en caso de fallecimiento. Este tipo de beneficio puede generar tranquilidad y cierto sentido de pertenencia con la empresa de parte de sus colaboradores.

5. Seguro de gastos médicos mayores

La asistencia médica es una oferta muy estratégica, aunque no sea obligatoria. Cuando el trabajador se ocupa de su salud, la empresa puede experimentar menores índices de ausencias. Por ende, los seguros de gastos médicos mayores, permiten que los colaboradores puedan ser atendidos sin necesidad de hacer largas filas como las del Seguro Social, y además garantiza que reciban servicios médicos de mejor calidad. Este beneficio otorga seguridad para cubrir cualquier emergencia, accidente o cirugía que de otro modo hubiese representado un gasto personal significativo. 

Un consejo interesante para mejorar la salud de los empleados y, en consecuencia, aumentar su productividad, es conciliar la oferta de planes médicos con las acciones de prevención de enfermedades en la propia empresa.

Se pueden aprovechar fechas conmemorativas como el Día Mundial de la Salud o el Octubre Rosa para realizar campañas de sensibilización, por ejemplo. Esta es una forma de reforzar la importancia de cuidar su salud sin dejar de demostrar a los empleados que la empresa se preocupa por su bienestar. 

6. Salud financiera

Aunque muchos gerentes aún no lo saben, la salud financiera del empleado está íntimamente relacionada con su desempeño en el trabajo. Según un estudio realizado por Creditas en alianza con Ibope Inteligência, 39% de los profesionales endeudados sufren de insomnio, 27% tienen problemas de autoestima y 10% tienen mayor dificultad para concentrarse en el trabajo. 

Por ello, programas de educación financiera, como talleres, charlas y orientaciones sobre el tema, junto con empresas que ofrecen soluciones, contribuyen a mejorar el desempeño de los profesionales, y por ende, los resultados de las propias empresas.

Quizá te interese leer: Estrés financiero ¿cómo influye en la productividad de tu equipo?

7. Préstamos de nómina

Conseguir el bienestar financiero de los empleados es cada vez más importante, especialmente ante el panorama sanitario y económico actual que ha generado tanto estrés laboral. Una manera efectiva de garantizar la salud financiera de los colaboradores, es a través de préstamos de nómina, un beneficio innovador y poco conocido por líderes y gerentes de Recursos Humanos.

Se trata de un préstamo que toma como garantía el salario de los empleados, es decir, las cuotas se descuentan directamente de la nómina. Como el riesgo de incumplimiento es bajo en este tipo de operación, el crédito de nómina ofrece una de las tasas más bajas del mercado y plazos de pago largos. Gracias a estas características, el crédito puede ser la opción para sacar a los empleados de las deudas incobrables y devolverlos a la salud financiera.

Es que, al acceder a una modalidad de préstamo con tipos de interés más bajos, el empleado puede canjear las deudas caras por una más económica, lo que contribuye al ajuste de sus cuentas.  La ventaja es que, además de otorgarle seguridad financiera al profesional, el beneficio no genera ningún costo para la empresa que lo pone a disposición.

8. Formación profesional

Invertir en el desarrollo profesional de los empleados brinda excelentes resultados para la empresa y es una poderosa herramienta de retención de talento. Esto se debe a que el sentimiento de estancamiento es uno de los factores que más contribuye al descontento profesional y al deseo de buscar nuevas experiencias.

De hecho, más que desanimar a los empleados, la falta de contacto con nueva información perjudica a la propia empresa, que puede tener sus equipos desactualizados, y sin innovación, la empresa pierde competitividad y espacio en el mercado.

Con este fin, existen varias opciones: cursos gratuitos, formación, sesiones de coaching y mentoring son algunas alternativas para mejorar las habilidades y aportar innovación al equipo. Además, se ha establecido una tendencia de mercado entre las empresas que priorizan la formación de los empleados: la inversión en educación superior. En algunos casos, las empresas adoptan el sistema interno de becas, pagando parte del curso o el importe total.

Si ofrecer estos recursos no está dentro de las posibilidades de tu empresa, negociar condiciones especiales o descuentos para tus empleados directamente con las instituciones educativas puede ser otro gran incentivo para los estudios.

9. Convenios con gimnasios

Una de las principales formas de mantenerse al día con la salud es la práctica de actividades físicas. Cada vez más empresas se asocian con gimnasios para alentar a los empleados a hacer ejercicio. Al brindar actividad física a gran escala, la empresa mejora el clima organizacional, ya que los ejercicios trabajan una serie de habilidades necesarias en el entorno corporativo: disciplina, resiliencia y compromiso son algunas de ellas.

10. Terapia online

El cuidado de la salud mental de los empleados también contribuye a mantener un clima organizacional más liviano, y una alternativa para abordar este problema es ofrecer terapias online. La práctica, ya adoptada por algunas empresas, tiene como objetivo prevenir y tratar problemas como el síndrome de burnout -agotamiento por exceso de trabajo-, depresión y ansiedad, un trastorno muy común entre los mexicanos.

¿Cómo elegir las mejores prestaciones laborales?

Los beneficios corporativos deben, de hecho, ser ventajosos para los colaboradores. De lo contrario, la oferta no generará resultados positivos para los equipos ni para la empresa.

Una forma de entender qué tipos de beneficios realmente tienen sentido y son deseados por los empleados es a través de una encuesta climática. Este recurso se utiliza para traer información relevante sobre la percepción que los colaboradores tienen de la empresa, conocer sus dolores e identificar las soluciones más adecuadas para cambiar esta realidad.

Una vez identificadas las necesidades estarás un paso más cerca para corregir fallas y retener talentos.

¿Te gustó conocer diferentes tipos de prestaciones y aprender cómo pueden beneficiar a los equipos? Cuéntanos cuales ya ofreces o cuáles te gustaría ofrecer en los comentarios

Artículos relacionados