crear un buen historial crediticio

¿Iniciando tu vida crediticia? Si estás buscando construir una buena relación con tus tarjetas de crédito, préstamos o demás productos financieros ¡estos tips son para ti! Te contamos qué es el historial crediticio, por qué te lo piden todos los bancos y cómo puedes comenzar a crearlo. 😉

Empezemos por lo más simple

¿Qué es el historial crediticio?

El historial crediticio es toda tu experiencia financiera reunida en un solo documento, en este documento se resumen todos los créditos que te han dado: desde tu celular a pagos, tu primera tarjeta de crédito, algún préstamo personal o productos crediticios de tiendas departamentales.

¿Para qué sirve el historial crediticio?

Este historial le sirve a otras instituciones para conocer qué tan buen sujeto de crédito eres, cómo te has comportado anteriormente con el dinero que te han prestado y les permite tomar la decisión de si te prestan o no.

Puede que tu primer crédito sea pequeño, para comprar tu celular, algunos productos en tiendas departamentales o una tarjeta de crédito con poco límite crediticio; pero si tienes un buen comportamiento podrás acceder a mejores productos financieros, tarjetas con más límite de crédito, tasas de interés más atractivas y productos crediticios altos (como el hipotecario o el automotriz)

¿Cómo crear un buen historial crediticio?

Construir tu historial crediticio es tan importante como construir tu experiencia laboral, así como empiezas con algo sencillo y  adquieres experiencia y nuevas habilidades eres capaz de pedir posiciones más altas, empezar con créditos sencillos y tener un buen comportamiento te permitirá acceder a más productos crediticios.

Si aún no has tenido ningún producto financiero, te dejamos algunas recomendaciones:

  • Abre tu cuenta de nómina o una cuenta personal. Tu primer paso en las finanzas es comenzar a realizar depósitos dentro de cuentas de ahorro, nómina o personales; que les permita a las instituciones financieras conocer tu nivel de ingresos, cuánto generas mensualmente (seas trabajador formal o no).
  • Contrata algún crédito sencillo. Puedes optar por un crédito de pagos fijos, como sacar un teléfono a meses con tu proveedor de telefonía ¡ojo! Elige un teléfono que sí puedas pagar y cuyos pagos no desajusten tus finanzas. Al cubrir tu crédito podrás demostrar que eres responsable.
  • Si tu banco te ofrece una tarjeta de crédito, acéptala.  Muchas instituciones suelen ofrecerte algún producto crediticio, como tarjetas de crédito, cuando llevas tiempo con tu cuenta. Tu primera tarjeta de crédito tendrá un límite bajo (3 mil – 7 mil pesos) pero será el primer paso para demostrar que eres responsable y que pueden confiar en ti.

¡Si ya te ofrecieron tu tarjeta de crédito ahora toca ser responsable! 

¿Cómo manejar tu primer crédito?

Sigue nuestras recomendaciones para mantener en control tu crédito:

Realiza presupuestos mensuales.

Ante todo es importante conocer el estado de tus finanzas, destina un 50% de tus ingresos a los gastos fijos como renta, alimentación, transporte, servicios, etc.; otro 30% para gastos variables como salidas o compras que quieras realizar; y un 20% al ahorro.

Controla tu nivel de endeudamiento.

Las compras que realices durante el mes con tu tarjeta de crédito no deberán superar el 30% de tus ingresos (ese porcentaje que ya destinaste a salidas o compras), si quieres comprar algún artículo a meses sin intereses cuida que tus pagos mensuales no sobrepasen ese porcentaje, de lo contrario podrías tener problemas para cubrirlo y afectarás tu historial crediticio.

Siempre identifica pago mínimo y pago total.

Uno de los errores más comunes al empezar a usar créditos es no saber diferenciar entre el pago mínimo y el pago total. El pago mínimo solo cubre una parte de tu deuda, si solo pagas esa cantidad te cobrarán intereses en el próximo mes; por otra parte el pago total cubre todos los gastos que realizaste durante el mes ¡ese es el que debes cubrir!

Se puntual con tus pagos.  

La clave para un historial crediticio es siempre estar al corriente del pago de tus créditos,  si por alguna razón o emergencia no puedes cubrir el pago total, paga más del mínimo y cubre el restante en cuanto puedas, así evitarás que se generen más intereses en tu tarjeta de crédito.

Entre más puntual seas con tus pagos y al acabar tus créditos tu historial crediticio mejorará y pronto tu institución financiera podría ofrecerte más crédito o podrás acceder a otro tipo de productos que necesitas para alcanzar tus metas. 😎

Artículos relacionados