cómo hacer un presupuesto personal

El presupuesto personal será siempre tu mejor herramienta para poner en orden tus finanzas, seguro lo has escuchado en todos lados, y no se equivocan llevar un registro de tus ingresos y tus gastos es la forma más sencilla para conocer mejor tus hábitos de compra, proyectar tus ahorros e incluso planear metas más complejas: como comprarte un auto o una casa. 😉

¡Así que no subestimes el poder de un buen presupuesto! En este artículo te contaremos cómo hacer un presupuesto personal para poner tus finanzas en orden, no te pierdas ningún paso:

6 sencillos pasos para crear tu presupuesto personal

Elige el mejor método para ti. 

A algunas personas les funciona más tener una libreta para anotar, otros prefieren tener todo en algún documento digital (como un excel) o hay quienes usan aplicaciones para su celular en las cuales puedan llevar un registro más rápido y cómodo. ¿Qué se te hace más fácil a ti? Considera que ese archivo deberás actualizarlo constantemente, así que elige el más accesible para ti.

¿Cuántos ingresos entran?  

Lo primero es anotar cuántos ingresos tienes, ya sea quincenal, mensual o anualmente; si eres trabajador asalariado tus ingresos no varían tanto mes a mes, pero si eres trabajador por honorarios o “informal” entonces tus ingresos dependen de muchos otros factores.

En estos casos te recomendamos hacer una estimación de cuánto has recibido en los últimos meses, por ejemplo si tus ganancias en los últimos 3 meses han sido 5 mil , 6 mil y 5 mil pesos deberás calcular el promedio de ingresos que tienes: 16 mil / 3 meses = 5,300 pesos al mes.  Funciona mejor entre más meses análisis, pues te permitirá saber cuánto es lo mínimo que recibes y el promedio de tus ingresos.

Cubre lo más importante

En tu presupuesto deberás considerar los gastos más importantes, indispensables, sin los cuáles no podrías existir (y no Netflix no es uno de ellos). En esta categoría considera tu renta, la alimentación,  el pago de colegiaturas (si tienes hijos) y el pago de servicios básicos (agua, luz, gas). Todos estos gastos no deberían representar más del 50% de tus ingresos, es decir, si ganas 12 mil pesos deberías intentar cubrir todas estas categorías con 6 mil pesos de tu sueldo.

Destina un porcentaje para tus metas

Parte de las ventajas de hacer un presupuesto es que puedes determinarte topes de dinero que destinas a ciertos aspectos de tu vida, una vez que ya has destinado un % para tus necesidades básicas puedes comenzar a proyectar qué quieres lograr.

¿Quieres irte de vacaciones? ¿Quieres estar prevenido por cualquier cosa? Destina mes a mes un 20% de tus ingresos a ahorrar para estas metas. Es importante que consideres este porcentaje como una deuda contigo mismo y no lo pases por alto, págatelo a ti mismo mes a mes (puedes depositarlo en una cuenta aparte para quitarte la tentación de utilizarlo.

Analiza tus hábitos de consumo

Es importante que mes a mes lleves un registro de tus gastos variables, todo lo que compras día a día y que no contemplaste en tus gastos básicos: el café de la esquina, la botana de la tarde, la salida a comer en fin de semana, etc.

Esto te permitirá analizar a detalle tus hábitos de consumo y observar en qué estás gastando más, si en algún momento necesitas ahorrar más podrás reducir tus gastos variables y aumentar el porcentaje que estás destinando al ahorro. Todos estos gastos variables, no deberían ser más del 30% de tus gastos. 😉

Considera ingresos extra

Si durante el año recibes algún ingreso extra es importante que lo consideres en tu presupuesto, anótalo en el mes que esperas recibirlo (PTUs, aguinaldos, bonos, el pago de alguna deuda, etc.) y contémplalo dentro de tus ingresos. Nuestra mejor recomendación es que utilices estos ingresos como un ahorro para alguna de tus metas: adquirir tu auto, irte de vacaciones, remodelar tu casa etc.

 

La clave del presupuesto personal es que lo realices mes a mes, contemplando todos los gastos que tienes previstos y te determines un tope de gasto mensual: no gastes más de lo que recibirás. Así evitarás que tus finanzas se salgan de control y comiencen a generarse problemas en tu bolsillo.

Artículos relacionados