ahorrar en tus gastos personales

Ahorrar en tus gastos personales es el paso principal para comenzar a mejorar tus finanzas y tener más dinero para alcanzar otras metas importantes en tu vida, pero sabemos que aunque ahorrar se dice fácil lograrlo es muy complicado. Entre los “me lo merezco”, “para eso trabajo” y las cuestiones financieras que tiene toda familia alcanzar tu objetivo de ahorro se vuelve todo un reto.  Hoy te compartiremos 7 estrategias que puedes aplicar en tu vida para comenzar a ahorrar en tus gastos personales.

La importancia de cambiar tus hábitos

Al igual que la alimentación, el ejercicio y la salud mental, la salud financiera se trata de hábitos. Toda persona carga con hábitos negativos que afectan a nuestro bolsillo, quizá no te has dado cuenta de los tuyos ¡y eso es un gran problema! pues si no los conoce no podrás modificarlos y no podrás comenzar a ahorrar en tus gastos personales.

Los hábitos más comunes que dañan nuestras finanzas suelen ser:

  • La falta de un presupuesto. Nunca nos enseñaron a presupuestar y desde que iniciamos nuestra vida laboral comenzamos a utilizar nuestros ingresos sin un plan específico. Si eres de los que gastan todo lo que reciben y no sabes cuánto estás destinando a cada rubro de tus gastos ¡es momento de cambiarlo! Un presupuesto te permitirá determinar a qué categoría de tu vida le destinarás más y crear el mejor plan para usar tus ingresos responsablemente.
  • Caer en la tentación de las promociones.  En los famosos días de ofertas solemos comprar artículos que no necesitamos o cuyos pagos no podemos cubrir del todo,  esto provoca que tus ingresos del mes se desajusten y termines con un balance negativo que no te permitirá ahorrar.
  • Dejarnos guiar por nuestras emociones.  Lo creas o no muchas de las compras que hacemos y los hábitos que llevamos en nuestra vida, están regulados por nuestras emociones. Si nos sentimos abatidos o tristes es común que recurramos a comprar cosas, solo para obtener la gratificación de un regalo “de nosotros para nosotros”, o por ejemplo cuando estás feliz en una reunión sueles gastar más de lo que te propusiste.  Identificar las emociones que afectan tus hábitos te ayudará a ser consciente de cuándo suceden y frenarlas.
  • No hablar sobre dinero.  Si vives en familia o en pareja no hablar de dinero causará un desconocimiento de tus límites financieros, lo que te lleva a gastar más de lo que puedes por temor a que los otros conozcan tu situación financiera. Hablar abiertamente de tus finanzas podrá ayudarte a modificar esos hábitos grupales que te están perjudicando.
  • La falta de una meta. Muchas veces la falta de un propósito financiero te hace gastar sin razón, pues no tienes algo en mente que debas lograr o a lo que debas destinar esos ingresos. Así como con tus hábitos de salud, una meta te ayudará a motivarte y ahorrar más.

Ahora que sabes qué hábitos pueden perjudicar tu ahorro es momento de seguir las estrategias que te proponemos, para que termines el mes ¡y los que vienen! con más ahorros en tu cuenta bancaria.

6 estrategias para ahorrar en tus gastos personales.

1. Establece tu meta y plazo

Como ya mencionamos ponerle nombre y fecha a tu meta te mantendrá con la motivación necesaria para alcanzarla. No solamente digas “quiero ahorrar más” define cuánto quieres ahorrar cada mes, para qué usarás ese dinero y cuál es tu fecha límite para lograr la cantidad de ahorro que necesitas.  Existen diversas metas que tienen un plazo diferente, por ejemplo:

Corto plazo (Un año) – Viajes

Mediano plazo (5 años) – Comprar un auto

Largo plazo (10 años) – Comprar una casa

Tú puedes definir tus propias metas, plazos para alcanzarlas y montos que necesitas para verlas hechas realidad. Acá puedes leer cuánto debes tener ahorrado de acuerdo a tu edad. 

2. Ahorra ganando poco

Sabemos que no siempre se puede ahorrar, sobre todo si tus ingresos son bajos y justos para tus necesidades básicas. El primer paso es saber claramente cuánto ganas y en qué estás destinando esos ingresos, por un mes anota todos tus gastos en una libreta y al finalizar el mes analiza cada gasto que hiciste.

Muchas veces estamos destinando nuestros ingresos a categorías que no son tan necesarias en nuestra vida, eliminar esos gastos de tu vida te permitirá ahorrar aunque sea un poco e ir creando un hábito para tus finanzas personales.

3. Organiza tu presupuesto

Ahora que sabes cuánto ganas y en qué estás gastándolo es momento de armar tu presupuesto. Separa tus gastos en gastos fijos (renta, pago de servicios, transporte, alimentación) es decir, aquellos que no puedes dejar atrás por ningún motivo; gastos variables (pago de telefonía celular, servicios de streaming, salidas a comer, entretenimiento, etc.) los gastos que puedes recortar sin que eso afecte tu vida diaria; y tus deudas (todos los pagos pendientes que tienes) no importa si están al corriente (como meses sin intereses) o te has retrasado en ellos (como deudas en tarjetas de crédito o préstamos) saber cuánto debes es indispensable para organizar tu presupuesto.

Te recomendamos dividir tus gastos así:

Gastos fijos: 50% de tus ingresos

Gastos variables: 30% de tus ingresos

Deudas: 10 % de tus ingresos

Ahorro: 10% de tus ingresos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Creditas México (@creditasmx)

4. Limita y planea tus gastos

Si no tu situación actual no te permite separar tus ingresos de acuerdo a nuestra recomendación puedes quitarle peso a alguna categoría para llenar otra; por ejemplo, reducir tus gastos variables te permitirá tener más fluidez para pagar tus deudas o aportar a tu ahorro, o liquidar tus deudas de este mes te dejará ahorrar más el siguiente mes.

Limitar tus gastos te permitirá mejorar otros aspectos de tu presupuesto, por ejemplo, si este mes tienes una deuda mayor al 10% de tus ingresos necesitarás destinar más para pagarla, planea qué gastos puedes recortar (como las salidas a comer o el entretenimiento) para lograr cubrir tu deuda sin problemas.

5. Usa menos de lo que tienes

Otra estrategia que puedes aplicar es considerar tu ingreso por debajo de lo que ganas y ajustar tu presupuesto a esa cantidad, así estarás usando menos dinero para cubrir tus necesidades y podrás destinar el resto a tus ahorros o el pago de tus deudas.

Puedes considerar tu ahorro como una deuda contigo mismo, y anotarla en tu presupuesto como una categoría que te obligará a gastar menos de lo que ganas realmente.

6. Automatiza tu ahorro 

Muchos bancos te dan la opción de automatizar tu ahorro, es decir cada mes te quitarán la cantidad que tú definas directamente de tu nómina y la depositarán a una cuenta de ahorro a tu nombre. Esta estrategia es muy buena pues podrás quitarte la tentación de gastar tu dinero (ya que estará en una cuenta separada) y te ayudará a organizar tus finanzas de acuerdo al dinero que te sobra.

Nuestra recomendación es que después de unos meses en los que ya hayas ahorrado en tu cuenta de ahorro, uses ese monto para iniciar tu primera inversión en algún instrumento sencillo que te genere rendimientos, así el dinero que ahorraste no perderá valor con el tiempo e incluso podrías ganar más con él.

Esperamos que estas estrategias para ahorrar en tus gastos personales te sirvan y puedas alcanzar las metas que te propones. Estamos seguros de que el cambio de hábitos no sólo le ayudará a tus finanzas sino que también te sentirás mucho mejor contigo mismo.

Artículos relacionados