Préstamo con garantía: 8 mitos y verdades | Creditas

Seguro has escuchado recientemente sobre los préstamos con garantía, quizá es un concepto completamente nuevo para ti, por eso queremos ayudarte a entender qué son los préstamos con garantía a través de los mitos más comunes alrededor de ellos. 

Los préstamos con garantía son un producto todavía nuevo y un tanto desconocido para nosotros los mexicanos, sólo el 30% de los créditos en el país son de este tipo, mientras que en países como EE.UU Este tipo de créditos representa hasta el 85% de todos los créditos otorgados. 

Si quieres leer más a detalle sobre cómo funcionan los préstamos con garantía puedes ir aquí.

A continuación te contamos qué es un mito y qué es realidad sobre los préstamos con garantía:

1) Para obtener un préstamo con garantía, debo colocar un bien o activo como garantía de pago en mi contrato

VERDAD

El préstamo con garantía es una modalidad en la que ofreces un bien a tu nombre a la institución que te otorga el crédito, míralo como un “aval” para obtener el crédito. La garantía se coloca en el contrato de préstamo, y en caso de incumplimiento, puede venderse para liquidar la deuda. Las instituciones crediticias pueden aceptar diversos bienes como garantía, como por ejemplo: una propiedad, vehículo, joyas e incluso el mismo salario del prestatario.

Debido a que se ofrece una garantía para el préstamo, la transacción se considera menos riesgosa. De esta forma, el acreedor puede ofrecer el crédito a tasas de interés más bajas y con plazos más largos para pagar de vuelta la suma prestada más intereses y comisiones. Lo más importante es que no dejarás de usar tus bienes mientras estás en el proceso de pagar el crédito. 

2) Debo demostrar ingresos para obtener el préstamo, incluso si es un préstamo con garantía

VERDAD

Sí. A pesar de que se trata de una transacción en la que un bien se coloca como garantía, es importante que haya prueba de ingresos. Estas son precauciones adicionales que toman los acreedores para evitar incumplimientos durante la operación.

Este proceso también ayuda a identificar cómo están tus finanzas actualmente, si puedes pagar el préstamo, y ayudará a definir qué monto te prestarán, la tasa de interés que obtendrás y el plazo de pago más conveniente para ti. 

Además, es una forma de protegerte ante un sobre-endeudamiento. Las instituciones tienen que entender tu capacidad de pago y brindarte un préstamo enfocado en ello. 

3) El bien pasa al nombre de la empresa que presta el dinero

MITO

Esta afirmación es un mito. Incluso poniendo el bien en garantía, sigue siendo tuyo. Lo que ocurre en este proceso es que el bien, ya sea un automóvil o una propiedad, se enajena temporalmente a la institución que ofreció el crédito pero el financista es quien tendrá la reserva de dominio hasta que se pague la deuda. 

En otras palabras, el bien permanecerá en tu posesión, pero la propiedad (posesión indirecta) permanece con la empresa que proporcionó el préstamo. Al liquidar el crédito, esta información puede eliminarse del documento del bien.

4) Para obtener el préstamo debo hacer algún anticipo

MITO

¡Mucha atención, si recibes este tipo de solicitudes podría tratarse de una estafa!. La CONDUSEF recomienda evitar entidades que soliciten anticipos para la adquisición de préstamos. Los “créditos express” son un tipo de fraude que consiste en la solicitud de anticipos con el pretexto de apartar el préstamo, gestionarlo, pagar gastos de apertura u otros. Por lo general, una vez se realiza el depósito, no recibes el préstamo solicitado, y para el momento en que te das cuenta de que fuiste engañada ya no puedes localizar al “prestamista”. 

Por eso, debes ejercer cautela. Antes de solicitar préstamos, comunícate con la empresa que brinda el crédito. Es normal que te soliciten datos, pues deben analizar tu perfil crediticio, después de todos los procedimientos de documentación, análisis de crédito y validación de documentos, comenzará el proceso de formalización del pedido.

En ese momento, el prestatario recibirá un documento (Nota de Crédito Bancario). Con el contrato firmado, el siguiente paso es recibir el monto del crédito solicitado. Solo después de estos procesos se empiezan a pagar las cuotas del préstamo.

Por esa razón, el mejor consejo es estar atentos y buscar créditos con instituciones financieras reguladas.

5) Mi historial crediticio (sea negativo o no) influye para conseguir el préstamo

VERDAD

No permitas que te tome por sorpresa tener historial crediticio negativo en el mercado. Los registros desactualizados y la falta de información pueden contribuir a estos resultados, además, por supuesto, del impago de la deuda.

Sin duda, tu historial en el mercado indica tu situación financiera, si estás en default. Y eso influye a la hora de conseguir un préstamo.

Por eso es muy importante monitorear tu historial, y revisar si tienes alguna deuda o si te afectó negativamente una cuenta vencida – una que quizás ni siquiera recordabas que existía.

Será más difícil obtener aprobación para crédito si al hacer una búsqueda con tu nombre encuentran un perfil negativo. 

Sin embargo, no te desanimes, las instituciones que ofrecen préstamos con garantía al tener un riesgo operativo menor suelen ser más flexibles que la banca tradicional al ofrecer préstamos personales, por ejemplo.

6) Es posible solicitar cualquier cantidad

MITO

Como con otro tipo de préstamos, la garantía tiene un monto mínimo y máximo que se puede solicitar, este varía según la empresa que pondrá a disposición el monto.

Además, existen otros factores que influyen en el proceso. La cantidad solicitada también puede variar según la capacidad de pago del acreedor.

En el caso de Creditas, por ejemplo, para préstamos con garantía de auto, la empresa puede ceder hasta el 80% del valor del auto. Esto dependerá del modelo, año y perfil del vehículo. En el caso de la garantía de propiedad, es posible solicitar hasta el 50% del valor de la propiedad colocada como garantía. 

7) El bien se puede tomar en caso de incumplimiento del préstamo

VERDAD

En caso de impago de la deuda, el bien colocado como garantía sí puede ser tomado. Sin embargo, es importante señalar que el objetivo de la empresa que ofrece el crédito no es tomar el bien colocado como garantía. Funciona solo como una certificación importante de que se reembolsará el préstamo. Es por ello que los intereses y plazos de esta modalidad son mejores, ya que el activo colocado como garantía brinda mayor seguridad de que el préstamo se pagará de alguna manera.

La propiedad del bien la tendrá la institución hasta el pago final del préstamo. Si el prestatario está en mora, el bien irá al banco, o quién sea el financista.

8) Es posible obtener el préstamo mediante la colocación de un garante

VERDAD

Sí, es posible obtener un préstamo colocando un garante como garantía en la operación. En el caso de un préstamo con garantía, el garante debe ser una persona de primer grado – padre, madre o cónyuge – que se comprometa a sumar los ingresos y / o ser responsable de pagar las cuotas.

Para las empresas que brindan crédito, el garante es una especie de garantía de que se pagará la deuda. Es importante recordar que el activo debe estar a nombre de la persona que solicitará el préstamo. El garante sólo se sumará al proceso como respaldo.

¿Tienes más dudas sobre los préstamos con garantía? Conoce nuestras soluciones y habla con nuestros consultores para resolverlas.