¿Tienes problemas para pagar tus deudas? Puede que reestructurar tu deuda sea una opción a considerar para poder liquidar tu deuda sin afectar tu historial crediticio, te contamos cómo funciona y qué beneficios tiene para ti.

Cuando te encuentras en problemas de deudas puede que las soluciones mágicas te aparezcan en todo momento, es importante que prestes mucha atención pues algunas de ellas pueden ocasionarte más problemas de los que deseas; una de las opciones más factibles es restructurar tu deuda pues te permitirá liquidar más tranquilamente y no te causará tantos problemas en tu historial crediticio.

¿Cómo reestructurar tu deuda?

Existen dos formas para reestructurar tu deuda.

La primera consiste en llegar a un acuerdo con la institución en la que tienes tu deuda, generalmente bancos, cuando tienes problemas para seguir pagando tu cantidad actual. Supongamos que por los intereses generados tu deuda es de pagos de 3 mil pesos mensuales, y ya te parece imposible seguir cubriéndolos mes a mes, al grado de que cada vez te estás atrasando más y por ende los intereses se están acumulando nuevamente.

Cuando presentas esta situación, puedes acercarte a tu institución crediticia y con total honestidad decir que no puedes pagar lo que actualmente pagas, todos los bancos prefieren que les pagues de una u otra forma a perder el monto de tu deuda, por lo que podrían ofrecerte reestructurar tu deuda con varias opciones:

  • Extender tu plazo. Esto hará que lo que pagas mensualmente será más bajo pero la tasa de interés será mayor.
  • Disminuir tus intereses. Con esta opción podrás reducir el tiempo que tienes que pagar, para que no cargues tanto tiempo con tu deuda, pero tus pagos mensuales aumentarán.
  • Solicitar un plan de pagos fijos.  Lo que te permitirá mandar tu deuda actual a un plan con menos intereses y con una cantidad fija que deberás pagar mes a mes.

Analiza bien qué opción es la que te conviene más, si prefieres tener tu deuda más tiempo o si prefieres liquidarla cuanto antes. Cuida que el monto mensual que te ofrezcan se adapte a tus necesidades financieras, asegurándote de que mes a mes podrás cubrir dicha cantidad.

Esta opción puede ser ideal para ti si tu deuda tiene más de 3 meses de atraso y estás buscando cuidar de tu historial crediticio.

Préstamos para pagar deudas

Otro forma de reestructurar tu deuda, es cambiándola por un préstamo con mejores condiciones.  No sólo se trata de pedir un préstamo para pagar un préstamo, sino cambiar tu deuda por una que te ofrezca plazos más amplios, menos intereses o pagos mensuales más pequeños  en general: que sea más conveniente para ti.

Existen diversos préstamos que podrían funcionarte para eso, como los préstamos con garantía o los préstamos de nómina, que en general suelen tener condiciones más atractivas que otros préstamos como los préstamos personales o las tarjetas de crédito, por lo que adquirirlos podría ser una buena opción para ponerle fin a tu deuda.

Te dejamos acá más información sobre este tipo de préstamos que te ayudará a conocer si son una opción para que puedas pagar tu deuda: ¿Vale la pena pedir un préstamo para pagar deudas?

Con esta opción puedes aprovechar el valor de tus bienes (como auto y casa) para salir de tu problema de deudas sin causarle un daño a tu historial crediticio. Checa cómo Creditas puede ayudarte a cumplir tu meta de no tener más problemas financieros.

 

No importa la opción que elijas solo cuida que los pagos de tu deuda se ajusten a tu presupuesto, para que tus finanzas no se vean afectadas, recuerda considerar otros factores como el costo total de tu préstamo, la tasa de interés que te ofrecen y el plazo que mejor te convenga.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Creditas México (@creditasmx)