Empezar el año haciendo un balance financiero puede será sin duda la mejor decisión que tomes. Todo el impulso de año nuevo, vida nueva es excelente para darte la oportunidad de ajustar tus finanzas personales, los gastos que tienes, liquidar deudas pasadas y establecerte objetivos que te ayuden a mejorar tu seguridad financiera.

No es una decisión fácil y no es algo que lograrás de un día para otro, pero si estás decidido a dar el primer paso queremos ayudarte a lograrlo. Por eso te compartimos 5 claves que puedes seguir durante el año, para mejorar tu  seguridad financiera y hacer las cosas diferentes en esta ocasión.

Revisa tus deudas

Lo primero que deberás hacer es analizar las deudas que tienes pendientes, ordenarlas de menor a mayor prestando especial interés en aquellas con mayor tasa de interés. Liquidarlas evitará que sigan creciendo. Ten en mente que si tus deudas están sobrepasando el 30% de tus ingresos, lo más conveniente es liquidarlas cuanto antes.

Si no cuentas con los recursos para liquidarlas, tienes la opción de refinanciarlas con algún tipo de préstamo que te ofrezca tasas y plazos más atractivos que no desajusten tanto tus finanzas.

Quizá te interese leer: ¿Refinanciamiento de deudas? Descubre si es para ti.

Implementa un plan

Para alcanzar cualquier meta debes planearla, comienza por hacer una lista de las metas que quieres lograr: una remodelación, un viaje, comprar algún bien; organiza tus prioridades y mantenlas a la vista para no desviarte de tu objetivo.

Si tienes claridad en lo que quieres lograr, te será más fácil tomar mejores decisiones financieras.

Desarrolla un presupuesto

Llevar un registro de todos tus ingresos y gastos te permitirá tener mayor claridad de cómo estás destinando tu dinero. Anota en algún excel o cuaderno todos los gastos que realizas, por muy pequeños que sean.

Identifica cuáles puedes dejar atrás para mejorar tu seguridad financiera y cuánto puedes comenzar a destinar al ahorro o la inversión.

Conocer tu comportamiento también te permitirá tomar mejores decisiones al momento de endeudarte, pues sabrás cuál es el límite de dinero que puedes destinar a este rubro.

Comienza a ahorrar

Si algo nos ha demostrado la pandemia es que nunca sabes qué pasará, tener un fondo de ahorro te permitirá hacerle frente a esas emergencias sin que tu seguridad financiera esté en riesgo.

Bastará con que destines al menos el 20% de tus ingresos al ahorro, intenta separarlos de la cuenta que utilizas normalmente y ponerlos en un fondo seguro, en el que reduzcas la tentación de utilizarlo.

Invierte

Además de saber cómo administrar tus ingresos, una clave importante para tu seguridad financiera es preocuparte por el futuro de tus ingresos. Una inversión te permitirá mantener el valor de tus activos a largo plazo, e incluso lograr metas más grandes (como comprar una casa por ejemplo).

Comienza por invertir en fondos sencillos y fáciles de comprender, como los CETES, así tendrás rendimientos fijos sin arriesgar tanto tu dinero. Conforme aprendas más de inversiones puedes tomar decisiones más arriesgadas, si tú así lo deseas.

Intenta llevar a la práctica estas claves y te aseguramos que notarás cambios importantes en tus finanzas, que con el tiempo te ayudarán a garantizar tu seguridad financiera.

Si te gustó este artículo, compártelo.