Si estás pensando en pedir un préstamo o estás por adquirir una deuda importante te conviene conocer el término de co-acreditado, una figura que podría ayudarte a hacer más cómodos tus pagos mensuales de tu préstamo.

¡Sigue leyendo para saber cómo puede ayudarte un coacreditado!

¿Qué es un coacreditado?

En pocas palabras un coacreditado es una persona que te ayudará a pagar tu deuda y compartirá el préstamo contigo.

Lo más recomendable es que este alguien sea una persona de confianza, con un nivel de ingresos que le permita hacerse cargo de una parte de tu deuda sin que esto signifique poner en riesgo sus finanzas.  Por ejemplo tu pareja o un familiar muy cercano.

Algunas instituciones te permitirán usar a familiares o amigos como coacreditados y otras te solicitarán que sean familiares de primera línea o tu pareja, la flexibilidad dependerá de cada institución.

¿Cómo funciona el coacreditado?

Usualmente la figura del coacreditado se emplea cuando vas a adquirir un bien (como tu auto o tu casa), pero algunos préstamos (como los préstamos con garantía hipotecaria) te permiten utilizar coacreditados para obtener montos más elevados.

¿Qué ventajas tiene usar un coacreditado en tu préstamo?

  • Se autorizan montos más altos. Muchas veces necesitas financiar un monto alto para comprar tu casa, o estás pidiendo un préstamo alto para el que las instituciones necesitan comprobar más ingresos. En ese sentido tener un coacreditado te permitirá comprobar más ingresos y obtener montos más atractivos. Por ejemplo si tu ganas 15 y tu pareja 20, podrán comprobar un ingreso de 35 mil pesos, ese ingreso es el que se tomará para calcular la cantidad que el banco puede prestarte.
  • Los pagos mensuales son más cómodos. Al compartir la responsabilidad de la deuda, el pago mensual que determine la institución financiera deberá cubrirse entre ambas partes. Entre ustedes pueden acordar quién aportará qué porcentaje, si la responsabilidad será 50% y 50% o si las finanzas del otro le permiten cubrir más.
  • Las responsabilidad se comparten, así como la pertenencia. En el caso de créditos hipotecarios, al utilizar la figura de co-acreditado ambas partes son dueñas de la propiedad, por lo que una no puede disponer de la propiedad sin la aprobación de la otra.

¿Cuándo NO usar un coacreditado?

Como toda deuda es importante que consideres la responsabilidad financiera que representa, en este caso tanto tú como tu coacreditado deben ser conscientes de que la deuda se compartirá y deberán ser responsables con el crédito para que ninguna de las dos partes se vea afectada.

No lo consideres si:

  • La persona es poco confiable
  • Sus finanzas no son tan estables
  • La relación entre ambos no es estable

Si todo está bien y confías en ese familiar ¡adelante! Usar un coacreditado puede ayudarte a financiar de una forma más sencilla tu préstamo y obtener la cantidad de dinero que estás pidiendo. Recuerda que con Creditas puedes utilizar tu casa para acceder a montos más altos de hasta $5 millones de pesos, checa acá la oferta de préstamos con garantía que tienen.😉

Artículos relacionados